Ir al contenido principal

COMPARACIÓN CLÍNICA DE LA ANSIEDAD POR SEPARACIÓN vs TRASTORNO DE ANSIEDAD POR SEPARACIÓN


     La ansiedad excesiva es base común en otros trastornos ansiosos, es necesario
distinguir correctamente la ansiedad y sus distintas formas de presentación psicopatológica.


     Dentro de los diagnósticos diferenciales lo primero es distinguir el TAS de la AS normativa. 



Variable
·         Ansiedad por separación
·         Trastorno de ansiedad por separación
Edad de aparición
·         Entre los 6 meses y 5-6 años
·         Entre los 3 y 18 años (no es absoluto)
·         Preferentemente después de los 6 años

Desarrollo mental evolutivo
·         Ansiedad acorde al nivel de desarrollo mental
·         Ansiedad que permite al niño desarrollarse
·         Tiene carácter adaptativo

·         Ansiedad desproporcionada al nivel de desarrollo mental


Intensidad de la ansiedad
·         La expresión de la ansiedad por separación de la figura de apego es de intensidad similar a la ansiedad que ocurre en otras situaciones.
·         La ansiedad anticipatoria es de baja intensidad y mejor regulada
·         La expresión de la ansiedad a la separación de la figura vinculada es de gran intensidad y mayor a la ansiedad expresada en situaciones habituales.
·         Intensa ansiedad anticipatoria y preocupaciones excesivas al alejamiento de la figura de apego
Pensamiento
·         Las ideas de daño o muerte en relación a las figuras de apego son menos intensas y más tolerables
·         Las ideas de daño o muerte a las figuras de apego son relevantes, perturbadoras y con respuestas catastróficas.
Temperamento
·         El egocentrismo y las relaciones empáticas son mejor moduladas
·         Autoestima bien regulada
·         Egocentrismo marcado, requiriendo constantemente la atención de los padres
·         Tendencia a la baja autoestima
Estilos de apego observado
·         Estilo de apego seguro
·         Vinculación sincrónica y armónica
·         Estilo de apego inseguro
·         Vinculación asincrónica y disarmónica
Reacción de la díada a la separación
·         En la observación clínica, la díada madre-hijo se aprecia frecuentemente armónica y tranquila frente a la separación
·         En la observación clínica la díada madre-hijo en su conjunto se aprecia tensionada y sobrereactiva a situaciones de separación.
Padres y familia
·         Familias por lo general funcionales
·         Padres contenedores
·         Frecuentemente ausencia de psicopatología ansiosa en la familia
·         Familias con tendencia a ser aglutinadas
·         Padres generalmente sobreprotectores o inseguros
·         Probable psicopatología ansiosa en otros miembros familiares.
Eventos vitales
·         Eventos de vida negativos infrecuentes
·         Presencia de eventos de vida negativos (experiencia de riesgos de separaciones traumáticas tempranas)
Eventos psicosociales
·         La ansiedad no interfiere en el funcionamiento del niño, aunque lo puede tensionar o inquietar.
·         Sin deterioro en áreas importantes (colegio, relaciones sociales)

·         La ansiedad interfiere en el funcionamiento del niño y causa deterioro en al menos un área importante de su vida (colegio, relaciones sociales).
Escolaridad
·         El rechazo escolar está ausente, y si lo hay es transitorio.
·         Rechazo escolar evidente y muchas veces infranqueable
Comorbilidad
·         Rara asociación a trastornos psiquiátricos
·         Con frecuencia se asocia a comorbilidad psiquiátrica (otros trastornos de ansiedad y/o depresión).
Pronóstico
·         Tendencia a la regresión y remisión espontánea
·         La resolución ayuda a la autonomía emocional y a las relaciones interpersonales seguras
·         El trastorno se inicia en la infancia y puede prolongarse hacia la adultez, pudiendo asociarse posteriormente a psicopatología de tipo ansioso o de ánimo depresivo



Referencias bibliográficas

Pacheco, B., & Ventura, T. (2009). Trastorno de ansiedad por separación. Revista chilena de pediatría, 80(2), 109-119.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Psicóloga María Jesús Suárez Duque HABILIDADES SOCIALES: ¿CÓMO INICIAR, MANTENER Y CERRAR CONVERSACIONES?

¿CÓMO INICIAR, MANTENER Y CERRAR CONVERSACIONES? El medio por excelencia que utilizamos para comunicarnos con los demás, es la palabra. A través de la conversación nos relacionamos con otras personas, les transmitimos información y compartimos puntos de vista, sentimientos y experiencias. A la hora de comunicarnos de manera eficaz, existen grandes diferencias entre unas y otras personas. No nos será difícil identificar entre el grupo con el que nos relacionamos habitualmente, algunas personas con las que nos resulta agradable conversar y otras con las que, por el contrario, nos sentimos incómodos porque no nos transmiten nada. Saber conversar y comunicarnos de forma eficaz, es decir, de manera que nuestro mensaje llegue como queremos que llegue, es esencial en nuestra vida ya que: ·            Cultivamos el apoyo social, evitamos el aislamiento y hacemos amigos. ·            Facilita que podamos conseguir un empleo. ·            Ayuda a establecer relaciones de inti

LOS MOTIVOS SOCIALES SEGÚN EL MODELO DE FISKE

Para poder adaptarse a la vida en grupo, los seres humanos necesitan desarrollar una motivación que les impulsara a formar parte de un grupo y pertenecer en él incluso cuando sus intereses individuales se vieran momentáneamente perjudicados. La psicóloga social estadounidense Susan Fiske (2002, 2010) propone cinco motivos sociales universales, es decir, motivos que impulsan a las personas a vivir con otros y a funcionar de forma adecuada en las relaciones, y que serían producto de la evolución de la especie: 1)       La pertenencia . Fiske considera fundamental el motivo de pertenencia porque en torno a él se organizan los otros cuatro. Lo define como la necesidad de relaciones fuertes y estables con otros. Además de incrementar la supervivencia individual, también beneficia al grupo al aumentar la probabilidad de que los miembros cooperen y se involucren en una acción coordinada. Las personas necesitan estar implicadas en alguna relación y pertenecer a algún grupo

Psicóloga María Jesús Suárez Duque TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO: Trastornos impulsivos-compulsivos

  TRASTORNOS IMPULSIVOS-COMPULSIVOS La impulsividad y la compulsividad se proponen como endofenotipos, concretamente síntomas relacionados con circuitos cerebrales específicos y que están presentes de forma transdiagnóstica como una dimensión de la psicopatología que traspasa numerosos trastornos psiquiátricos:  Trastornos del espacio obsesivo-compulsivo Adicciones a sustancias/conductas Disruptivo/control de impulsos Sexual TOC Tricotilomanía Pellizcarse la piel Trastorno dismórfico corporal (TDC) Acaparamiento Síndrome de Tourette/trastornos de tics Trastorno de movimientos estereotipados Trastorno del espectro autista Hipocondriasis Somatización Drogadicción Juego Adicción a internet Adicción a la comida (ingesta compulsiva, obesidad) Compra compulsiva Piromanía Cleptomanía Trastorno explosivo intermitente Violencia impulsiva Trastorno de personalidad limítrofe Autolesión/conducta parasuicida Conducta antisocial Trastorno conductual Trastorno de oposición desafiante Manía TDAH Hiper