Ir al contenido principal

Psicóloga Maria Jesus Suarez Duque TRASTORNOS DE PERSONALIDAD Componentes de la personalidad

Psicóloga María Jesús Suárez Duque

Atención psicológica en TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD

PEDIR CITA 

 


 Componentes de la personalidad 

(Caballo, 2004)

 

La personalidad hace referencia a una mezcla de factores tanto temperamentales (determinados biológicamente) como caracterológicos (determinados por el ambiente).

A) Temperamento

El temperamento se refiere a las influencias innatas, genéticas y constitucionales que influyen sobre la personalidad. Es decir, constituiría la dimensión biológica de la personalidad. 

Dimensiones biológicas del temperamento (Cloninger et al. 1993):

 

a)    “Búsqueda de novedad o activación conductual” 

Tendencia genética a implicarse en actividades exploratorias que lleven a la estimulación placentera o a otras recompensas, o bien a un comportamiento que evite el aburrimiento o la monotonía.

 

b)    “Evitación del daño o inhibición conductual”. 

Se refiere a la inhibición de comportamientos que conducirían al castigo, a situaciones nuevas o a la frustración.

 

c)    “Dependencia de la recompensa o mantenimiento conductual”. 

Es la tendencia constitucional a responder a las situaciones reforzantes y a mantener comportamientos que continúan produciendo placer o que alivian el castigo.

 

d)   “Persistencia”. 

Es la tendencia a continuar realizando una conducta a pesar de los posibles obstáculos o dificultades.

 

Los cinco grandes factores temperamentales de la personalidad (Costa y McCrae, 1985):

 

a)    “Neuroticismo”. 

Tendencia al malestar psicológico y a la conducta impulsiva.

b)     “Extraversión”. 

Tendencia a implicarse en situaciones sociales y a sentir alegría y

optimismo.

c)    “Apertura a la experiencia”.

Curiosidad, receptividad a nuevas ideas y expresividad emocional.

d)    “Amabilidad”. 

Grado en que se muestra compasión y hostilidad hacia los demás.

e)    “Responsabilidad”. 

Grado de organización y compromiso con los objetivos personales.



B) Carácter

El carácter se refiere a factores psicosociales, aprendidos, que influyen sobre la personalidad. Buena parte del carácter se forma a lo largo de la experiencia y del proceso de socialización. 

Los esquemas se encontrarían dentro del concepto de carácter, al ser algo aprendido, generalmente durante la infancia. El carácter, incluyendo los esquemas (de especial relevancia en los trastornos de la personalidad), reflejaría la dimensión psicológica de la personalidad (Sperry, 1999). Y ha sido habitualmente el carácter lo que ha constituido el objetivo de tratamiento para las distintas terapias dirigidas a la modificación de los TP.

Los esquemas.

Se refieren a las creencias básicas que utiliza un individuo para organizar su visión sobre sí mismo, el mundo (incluyendo a las demás personas) y el futuro. Segal (1988) define los esquemas como “elementos organizados a partir de experiencias y reacciones pasadas que forman un cuerpo relativamente compacto y persistente de conocimiento capaz de dirigir las valoraciones y percepciones posteriores”. 

Niveles de procesamiento de la información relevantes para la comprensión de los Trastornos de la personalidad (Cottraux y Blackburn, 2001):

·      Primer nivelSe compone de esquemas, que almacenan postulados y suposiciones básicas que se utilizan para interpretar la información. Sólo la información que concuerda con los esquemas es procesada de forma completa. 

·      Segundo nivel. Consta de procesos cognitivos o distorsiones cognitivas. Aquí, la asimilación de la experiencia al contenido de un esquema predomina sobre la acomodación de un esquema a los hechos de la experiencia. 

·      Tercer nivel. Los procesos cognitivos traducen los esquemas en pensamientos automáticos. Estos se definen como monólogos, diálogos o imágenes internos que no son conscientes a menos que el individuo fije su atención en ellos.

El olvido del temperamento en las terapias para los TP ha podido ser una de las principales razones de la poca eficacia de dichas terapias. La propuesta ideal sería la de cambiar el carácter y modular el temperamento a la hora de llevar a cabo una intervención para los TP 

Bibliografía

Caballo, V. E. (2004). Manual de trastornos de la personalidad. Descripción, evaluación y tratamiento.Sintesis.

 

 Psicóloga en Vecindario

María Jesús Suárez Duque


Psicóloga infantil, adolescentes, adultos y mayores

Terapia de pareja

Terapia de familia


Tf 630723090


RESERVA ONLINE👍 

PSICÓLOGA ONLINE Y PRESENCIAL 

 

 

Atención psicológica en problemas de: 

Atención psicológica en:

 Atención psicológica en otros trastornos:

 

Precio 60 euros

Duración 1 hora

Pedir cita: 

Consultas

 

Psicóloga María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

Comentarios

Entradas populares de este blog

Psicóloga María Jesús Suárez Duque HABILIDADES SOCIALES: ¿CÓMO INICIAR, MANTENER Y CERRAR CONVERSACIONES?

¿CÓMO INICIAR, MANTENER Y CERRAR CONVERSACIONES? El medio por excelencia que utilizamos para comunicarnos con los demás, es la palabra. A través de la conversación nos relacionamos con otras personas, les transmitimos información y compartimos puntos de vista, sentimientos y experiencias. A la hora de comunicarnos de manera eficaz, existen grandes diferencias entre unas y otras personas. No nos será difícil identificar entre el grupo con el que nos relacionamos habitualmente, algunas personas con las que nos resulta agradable conversar y otras con las que, por el contrario, nos sentimos incómodos porque no nos transmiten nada. Saber conversar y comunicarnos de forma eficaz, es decir, de manera que nuestro mensaje llegue como queremos que llegue, es esencial en nuestra vida ya que: ·            Cultivamos el apoyo social, evitamos el aislamiento y hacemos amigos. ·            Facilita que podamos conseguir un empleo. ·            Ayuda a establecer relaciones de inti

LOS MOTIVOS SOCIALES SEGÚN EL MODELO DE FISKE

Para poder adaptarse a la vida en grupo, los seres humanos necesitan desarrollar una motivación que les impulsara a formar parte de un grupo y pertenecer en él incluso cuando sus intereses individuales se vieran momentáneamente perjudicados. La psicóloga social estadounidense Susan Fiske (2002, 2010) propone cinco motivos sociales universales, es decir, motivos que impulsan a las personas a vivir con otros y a funcionar de forma adecuada en las relaciones, y que serían producto de la evolución de la especie: 1)       La pertenencia . Fiske considera fundamental el motivo de pertenencia porque en torno a él se organizan los otros cuatro. Lo define como la necesidad de relaciones fuertes y estables con otros. Además de incrementar la supervivencia individual, también beneficia al grupo al aumentar la probabilidad de que los miembros cooperen y se involucren en una acción coordinada. Las personas necesitan estar implicadas en alguna relación y pertenecer a algún grupo

Psicóloga María Jesús Suárez Duque TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO: Trastornos impulsivos-compulsivos

  TRASTORNOS IMPULSIVOS-COMPULSIVOS La impulsividad y la compulsividad se proponen como endofenotipos, concretamente síntomas relacionados con circuitos cerebrales específicos y que están presentes de forma transdiagnóstica como una dimensión de la psicopatología que traspasa numerosos trastornos psiquiátricos:  Trastornos del espacio obsesivo-compulsivo Adicciones a sustancias/conductas Disruptivo/control de impulsos Sexual TOC Tricotilomanía Pellizcarse la piel Trastorno dismórfico corporal (TDC) Acaparamiento Síndrome de Tourette/trastornos de tics Trastorno de movimientos estereotipados Trastorno del espectro autista Hipocondriasis Somatización Drogadicción Juego Adicción a internet Adicción a la comida (ingesta compulsiva, obesidad) Compra compulsiva Piromanía Cleptomanía Trastorno explosivo intermitente Violencia impulsiva Trastorno de personalidad limítrofe Autolesión/conducta parasuicida Conducta antisocial Trastorno conductual Trastorno de oposición desafiante Manía TDAH Hiper