Ir al contenido principal

Psicóloga Maria Jesús Suárez Duque ADICCIÓN AL TABACO Mitos sobre el tabaco

 

Psicóloga María Jesús Suárez Duque

Atención psicológica en TRASTORNO POR CONSUMO DE TABACO

PEDIR CITA 


 Mitos del tabaco

1.    Hay muchas cosas peores que el tabaco 

   El tabaco es la primera causa de muerte evitable en los países industrializados (aproximadamente uno de cada dos fumadores fallece por enfermedades relacionadas con el tabaco). En el mundo mueren casi ocho millones de personas al año por causa del tabaco. El promedio es de una persona cada seis segundos(UICC). 

2.    Dejar de fumar es cuestión de fuerza de voluntad 

   Frecuentemente, cuando nos planteamos dejar de fumar, aparece la idea de fuerza de voluntad como algo necesario para conseguirlo. Este concepto incluye aspectos tan variados como capacidad de esfuerzo, constancia, resistencia ante los problemas y/o los obstáculos…

   Si bien todo ello resulta necesario en el proceso de abandono del tabaco, también es importante saber que la fuerza de voluntad no es un rasgo de la personalidad, no es algo que tengamos siempre o por el contrario algo de lo que carezcamos. La fuerza de voluntad es un esfuerzo que realizamos cuando tenemos un gran interés por conseguir un objetivo determinado. 

3.    Dejar de fumar es muy fácil, yo lo he dejado miles de veces 

   Esta famosa cita refleja la posición que muchos fumadores mantienen ante el proceso de dejar de fumar. Pero, piensa por un momento... si es tan fácil dejar de fumar ¿por qué́ se deja miles de veces? 

   Mantenerse sin fumar es algo que aprendemos, y por ello es posible fracasar en algunos intentos hasta que finalmente lo conseguimos. Probablemente, si preguntas a los ex-fumadores que conoces, muchos te contestarán que lo intentaron más de una vez hasta que lo lograron. 

   Muchos fumadores no se plantean dejar de fumar por el miedo a las recaídas. Creen que su esfuerzo será inútil y que finalmente volverán a fumar. Es importante que no olvides que de los errores se aprende, y es necesario, aprender. 

   Lo más adecuado es pensar que dejar de fumar requiere un esfuerzo, pero que cualquier fumador puede abandonar el consumo del tabaco y mantenerse sin fumar, si realmente quiere hacerlo. 

4.    Hay pocas cosas tan gratificantes como el tabaco... Si lo dejo, disfrutaré menos de la vida 

   Para los fumadores, fumar un cigarrillo es una importante fuente de gratificación. Por ello, en los primeros momentos del abandono es frecuente que aparezca la sensación de haber perdido algo importante. Sin embargo, a medida que transcurran los días, esta sensación desaparecerá. 

   Poco a poco, el cigarrillo perderá́ su importancia y volverás a disfrutar de las cosas y actividades de la misma forma que antes. 

5.    Fumar poco en una mujer embarazada no daña al feto 

   Siempre que se fuma se producen alteraciones en el feto, ya que los componentes del tabaco atraviesan la barrera placentaria. 

6.    Se pasa muy mal cuando se deja... Es peor el remedio que la enfermedad 

   Muchos fumadores tienen miedo a sufrir los síntomas del síndrome
de abstinencia
: irritabilidad, nerviosismo, aumento de peso… Estos síntomas, que no tienen por qué́ aparecer con la misma intensidad en todos los fumadores, son temporales y en gran medida controlablespor ti. 

7.    No noto que me haga tanto daño como dicen 

   Aunque durante un tiempo el fumador no note los efectos negativos del tabaco, se está́ produciendo el daño en su organismo. La sola acción
de fumar un cigarrillo produce aumento de la tensión arterial y una elevación de la frecuencia cardiaca de 10 a 15 latidos por minuto. 

8.    El humo del tabaco sólo afecta a los ojos y a la garganta del fumador pasivo 

   El fumador pasivo tiene mayor riesgo de padecer todas las enfermedades producidas por el tabaco, agravándose esta situación en el caso de los niños. En el 2021, el humo ambiental del tabaco fue responsable de 1,2 millones de muertes prematuras en todo el mundo.

9.    El tabaco rubio no es tan malo como el negro 

   Las dos variedades de tabaco tienen el mismo tipo de componentes nocivos, aunque la distribución de las cantidades varíe. 

10. Cuando estoy nervioso o necesito concentrarme, lo único que me ayuda es fumar 

   En realidad la nicotina es una sustancia estimulante, no relajante. Es posible que en el momento el fumador note alivio, quizás porque reduzca la sensación de abstinencia pero, a medio plazo, al fumar está aumentando la tensión del organismo. Además, los no fumadores desarrollan otro tipo de estrategias para hacer frente a situaciones de tensión. 

11. Una persona que fuma menos de 5 cigarrillos diarios no es fumadora 

   Con tan sólo un cigarrillo diario, una persona debe considerarse fumadora, ya que existe una dependencia y también perjudica su salud

12. Los vapers y cigarrillos electrónicos no son dañinos para la salud. 

   Contienen sustancias químicas dañinas, incluyendo algunas que están presentes en cigarros manufacturados. Muchos fumadores prueban los cigarrillos electrónicos creyendo que son una alternativa más segura
o que les puede ayudar a dejar de fumar, la investigación muestra que los cigarrillos electrónicos no ayudan a las personas a dejar de fumar. No están regulados, y con publicidad sugestiva y aspecto tecnológico buscan atraer a un nuevo público adolescente, utilizando múltiples sabores que buscan eliminar la idea de producto tóxico. 

13. Los cigarrillos “light” no hacen daño 

   Los cigarrillos bajos en nicotina y alquitrán tienen el resto de los componentes iguales que los cigarrillos convencionales, y también son cancerígenos. 

14. Por qué́ voy a privarme de fumar si la contaminación ambiental es mucho más dañina que el humo del cigarrillo 

   El tabaco es causante del 30% de todos los cánceres diagnosticados, frente a un 2% producido por la contaminación ambiental. 

15. Yo no dependo del tabaco, puedo dejar de fumar cuando quiera 

   Esto suele ser una excusa para continuar fumando. Todo fumador es dependiente física y psicológicamente del tabaco, aunque fume poco. 

16. El tabaco no es una droga 

   Una droga se define como una sustancia que provoca adicción física y psicológica, y su retirada provoca síndrome de abstinencia. El tabaco cumple todos estos requisitos. 

17. Conozco personas muy mayores que fuman mucho y están muy bien 

   No olvide que sólo vemos a los que llegan, a los que han muerto a causa del tabaco no los vemos envejecer. 

18. Ya es tarde para dejarlo 

   Nunca es tarde para dejarlo. Por mucho tiempo que se lleve fumando, siempre se van a experimentar cambios positivos en cuanto a salud, bienestar físico y psíquico, economía y estética. 

19. Sólo las personas que han sufrido un buen susto o aquellas con mucha fuerza de voluntad pueden lograr dejar de fumar 

   Cualquier persona puede dejar de fumar. Lo importante no es la fuerza de voluntad sino tomar la decisión, tener claro el objetivo y poner en marcha las estrategias.

Bibliografía

Asociación Española Contra el Cáncer. (2022). Guía para dejar de fumar. Revisada por el Comité Técnico Nacional de la Asociación Española Contra eñl Cáncer.

 

 

Bibliografía

Asociación Española Contra el Cáncer. (2022). Guía para dejar de fumar. Revisada por el Comité Técnico Nacional de la Asociación Española Contra eñl Cáncer.

 

 Psicóloga en Vecindario

María Jesús Suárez Duque


Psicóloga infantil, adolescentes, adultos y mayores

Terapia de pareja

Terapia de familia


Tf 630723090


RESERVA ONLINE👍 

PSICÓLOGA ONLINE Y PRESENCIAL 

 

 

Atención psicológica en problemas de: 

Atención psicológica en:

 Atención psicológica en otros trastornos:

 

Precio 60 euros

Duración 1 hora

Pedir cita: 

Consultas

 

Psicóloga María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Psicóloga María Jesús Suárez Duque HABILIDADES SOCIALES: ¿CÓMO INICIAR, MANTENER Y CERRAR CONVERSACIONES?

¿CÓMO INICIAR, MANTENER Y CERRAR CONVERSACIONES? El medio por excelencia que utilizamos para comunicarnos con los demás, es la palabra. A través de la conversación nos relacionamos con otras personas, les transmitimos información y compartimos puntos de vista, sentimientos y experiencias. A la hora de comunicarnos de manera eficaz, existen grandes diferencias entre unas y otras personas. No nos será difícil identificar entre el grupo con el que nos relacionamos habitualmente, algunas personas con las que nos resulta agradable conversar y otras con las que, por el contrario, nos sentimos incómodos porque no nos transmiten nada. Saber conversar y comunicarnos de forma eficaz, es decir, de manera que nuestro mensaje llegue como queremos que llegue, es esencial en nuestra vida ya que: ·            Cultivamos el apoyo social, evitamos el aislamiento y hacemos amigos. ·            Facilita que podamos conseguir un empleo. ·            Ayuda a establecer relaciones de inti

LOS MOTIVOS SOCIALES SEGÚN EL MODELO DE FISKE

Para poder adaptarse a la vida en grupo, los seres humanos necesitan desarrollar una motivación que les impulsara a formar parte de un grupo y pertenecer en él incluso cuando sus intereses individuales se vieran momentáneamente perjudicados. La psicóloga social estadounidense Susan Fiske (2002, 2010) propone cinco motivos sociales universales, es decir, motivos que impulsan a las personas a vivir con otros y a funcionar de forma adecuada en las relaciones, y que serían producto de la evolución de la especie: 1)       La pertenencia . Fiske considera fundamental el motivo de pertenencia porque en torno a él se organizan los otros cuatro. Lo define como la necesidad de relaciones fuertes y estables con otros. Además de incrementar la supervivencia individual, también beneficia al grupo al aumentar la probabilidad de que los miembros cooperen y se involucren en una acción coordinada. Las personas necesitan estar implicadas en alguna relación y pertenecer a algún grupo

Psicóloga María Jesús Suárez Duque TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO: Trastornos impulsivos-compulsivos

  TRASTORNOS IMPULSIVOS-COMPULSIVOS La impulsividad y la compulsividad se proponen como endofenotipos, concretamente síntomas relacionados con circuitos cerebrales específicos y que están presentes de forma transdiagnóstica como una dimensión de la psicopatología que traspasa numerosos trastornos psiquiátricos:  Trastornos del espacio obsesivo-compulsivo Adicciones a sustancias/conductas Disruptivo/control de impulsos Sexual TOC Tricotilomanía Pellizcarse la piel Trastorno dismórfico corporal (TDC) Acaparamiento Síndrome de Tourette/trastornos de tics Trastorno de movimientos estereotipados Trastorno del espectro autista Hipocondriasis Somatización Drogadicción Juego Adicción a internet Adicción a la comida (ingesta compulsiva, obesidad) Compra compulsiva Piromanía Cleptomanía Trastorno explosivo intermitente Violencia impulsiva Trastorno de personalidad limítrofe Autolesión/conducta parasuicida Conducta antisocial Trastorno conductual Trastorno de oposición desafiante Manía TDAH Hiper