Ir al contenido principal

Psicóloga María Jesús Suárez Duque PROBLEMAS EMOCIONALES Emociones autoconscientes

  

Psicóloga María Jesús Suárez Duque

Atención psicológica en TRASTORNOS EMOCIONALES

PEDIR CITA 

¿Cuáles son las emociones autoconscientes?


     Se consideran emociones autoconscientes la culpa, la vergüenza y el orgullo porque en ellas subyace como rasgo fundamental, algún tipo de evaluación relativa al propio yo: estas emociones surgen cuando se produce una valoración positiva o negativa del propio yo en relación con una serie de criterios acerca de lo que constituye una actuación adecuada en diversos ámbitos.


     No obstante, debido a que estas emociones no tienen por qué ser explícitas ni conscientes, algunos autores consideran más apropiado denominarlas “emociones autoevaluativas”.


Rasgos que comparten las emociones autoconscientes


1.    Se trata de reacciones emocionales que tienen como antecedente algún tipo de juicio -positivo o negativo- de la persona sobre sus propias acciones. 

2.    Son emociones secundarias que surgen como resultado de diversas transformaciones de otras emociones más básicas

3.    Son emociones complejas porque requieren el desarrollo previo de ciertas habilidades cognitivas (desarrollo de una cierta noción del yo o autoconciencia)

4.    Son emociones sociales e implican importantes aspectos interpersonales (se hallan presente en el desarrollo, surgen en contextos interpersonales, conllevan tendencias de acción con importantes implicaciones interpersonales)

Estas emociones juegan un papel fundamental como elementos motivadores y controladores de la conducta moral.

     La vergüenza surge cuando se da una evaluación negativa del yo de carácter global. Provoca un estado emocional desagradable, que lleva a la interrupción de la acción y a una cierta confusión mental. La persona, con el fin de librarse de la vergüenza, recurre a mecanismos como la reinterpretación de los eventos, la disociación del yo y el olvido de la situación.

     La culpa surge de una evaluación negativa del yo más específica, referida a una acción concreta. Se origina un proceso cognitivo-atribucional centrado en la conducta y no en la globalidad del yo. Su efecto no es tan displacentero como el de la vergüenza. Esta emoción conlleva la puesta en marcha de conductas orientadas a reparar la acción negativa.

     El orgullo surge como consecuencia de la evaluación positiva de una acción propia. La experiencia fenomenológica de la persona que tiene orgullo por algo (acción, pensamiento o sentimiento que considera loables) es de alegría y satisfacción por ello. Cuando el yo en su conjunto es objeto de loa exagerada por parte del propio sujeto surge el hubris”. 

Referencia bibliográfica

Fernández, E., García, B., Jiménez, M. P., Martín, M. D., & Domínguez, F. J. (2011). Psicología de la Emoción.Madrid: Universitaria Ramón Areces.

 

Psicóloga en Vecindario

María Jesús Suárez Duque


Psicóloga infantil, adolescentes, adultos y mayores

Terapia de pareja

Terapia de familia


Tf 630723090


RESERVA ONLINE👍 

PSICÓLOGA ONLINE Y PRESENCIAL 

 

 

Atención psicológica en problemas de: 

Atención psicológica en:

 Atención psicológica en otros trastornos:

 

Precio 60 euros

Duración 1 hora

Pedir cita: 

Consultas

 

Psicóloga María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090



  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Psicóloga María Jesús Suárez Duque HABILIDADES SOCIALES: ¿CÓMO INICIAR, MANTENER Y CERRAR CONVERSACIONES?

¿CÓMO INICIAR, MANTENER Y CERRAR CONVERSACIONES? El medio por excelencia que utilizamos para comunicarnos con los demás, es la palabra. A través de la conversación nos relacionamos con otras personas, les transmitimos información y compartimos puntos de vista, sentimientos y experiencias. A la hora de comunicarnos de manera eficaz, existen grandes diferencias entre unas y otras personas. No nos será difícil identificar entre el grupo con el que nos relacionamos habitualmente, algunas personas con las que nos resulta agradable conversar y otras con las que, por el contrario, nos sentimos incómodos porque no nos transmiten nada. Saber conversar y comunicarnos de forma eficaz, es decir, de manera que nuestro mensaje llegue como queremos que llegue, es esencial en nuestra vida ya que: ·            Cultivamos el apoyo social, evitamos el aislamiento y hacemos amigos. ·            Facilita que podamos conseguir un empleo. ·            Ayuda a establecer relaciones de inti

LOS MOTIVOS SOCIALES SEGÚN EL MODELO DE FISKE

Para poder adaptarse a la vida en grupo, los seres humanos necesitan desarrollar una motivación que les impulsara a formar parte de un grupo y pertenecer en él incluso cuando sus intereses individuales se vieran momentáneamente perjudicados. La psicóloga social estadounidense Susan Fiske (2002, 2010) propone cinco motivos sociales universales, es decir, motivos que impulsan a las personas a vivir con otros y a funcionar de forma adecuada en las relaciones, y que serían producto de la evolución de la especie: 1)       La pertenencia . Fiske considera fundamental el motivo de pertenencia porque en torno a él se organizan los otros cuatro. Lo define como la necesidad de relaciones fuertes y estables con otros. Además de incrementar la supervivencia individual, también beneficia al grupo al aumentar la probabilidad de que los miembros cooperen y se involucren en una acción coordinada. Las personas necesitan estar implicadas en alguna relación y pertenecer a algún grupo

Psicóloga María Jesús Suárez Duque TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO: Trastornos impulsivos-compulsivos

  TRASTORNOS IMPULSIVOS-COMPULSIVOS La impulsividad y la compulsividad se proponen como endofenotipos, concretamente síntomas relacionados con circuitos cerebrales específicos y que están presentes de forma transdiagnóstica como una dimensión de la psicopatología que traspasa numerosos trastornos psiquiátricos:  Trastornos del espacio obsesivo-compulsivo Adicciones a sustancias/conductas Disruptivo/control de impulsos Sexual TOC Tricotilomanía Pellizcarse la piel Trastorno dismórfico corporal (TDC) Acaparamiento Síndrome de Tourette/trastornos de tics Trastorno de movimientos estereotipados Trastorno del espectro autista Hipocondriasis Somatización Drogadicción Juego Adicción a internet Adicción a la comida (ingesta compulsiva, obesidad) Compra compulsiva Piromanía Cleptomanía Trastorno explosivo intermitente Violencia impulsiva Trastorno de personalidad limítrofe Autolesión/conducta parasuicida Conducta antisocial Trastorno conductual Trastorno de oposición desafiante Manía TDAH Hiper