Ir al contenido principal

Psicóloga Maria Jesus Suarez Duque PROBLEMAS DE CONDUCTA Factores implicados en la autorregulación de la conducta


FACTORES QUE AFECTAN A LA CAPACIDAD DE AUTORREGULACIÓN


1)    Reducción o agotamiento de la capacidad de autorregulación

Después de un acto inicial de autorregulación, el rendimiento en el segundo acto, que también requiere autorregulación, disminuye. El empeoramiento en el rendimiento del segundo acto ocurre, aunque los actos impliquen esferas de actuación completamente diferentes.  La explicación es porque las diferentes formas de autorregulación tienen muchos recursos comunes, que además son limitados porque el uso de forma consecutiva de la capacidad de autorregulación reduciría la energía disponible pudiéndose llegar a producir agotamiento o fatiga del self. La reducción de la energía disponible para la autorregulación no es permanente pudiéndose recuperar en condiciones favorables. Hay diferencias individuales en la capacidad de autorregulación, el éxito o fracaso de la misma depende de la fuerza de autorregulación con que cuentan las personas.



Este modelo de reducción o agotamiento de la capacidad de autorregulación permite explicar hechos evidentes: después de afrontar situaciones estresantes que requieren capacidad de autorregulación, las personas que están a dieta fallan en sus intentos, dado que son actividades que requieren mucha capacidad de autorregulación o que después de un día duro de trabajo muchas personas elijan actividades que exigen bajo esfuerzo o nula capacidad de autorregulación como ver la TV.


2)    Mejora de la capacidad de autorregulación

El modelo de reducción o agotamiento de la capacidad de autorregulación postula que la capacidad de autorregulación funciona como un músculo, y, por tanto, se puede agotar por el funcionamiento. Sin embargo, al igual que el sistema muscular, la capacidad de autorregulación se podría incrementar a largo plazo si se practica de forma repetida, seguido de descansos. Se ha comprobado que con la práctica continuada de actividades autorreguladoras se mejora la capacidad de autorregulación.


3)    Reposición de la capacidad de autorregulación

Además de poderse reducir y agotar, la autorregulación se puede reponer mediante el descanso y el sueño. Los fallos en autorregulación son más frecuentes cuando las personas están cansadas. Sin embargo, cuando descansar rinden mejor y tienen más iniciativa. Los niños que duermen poco muestran signos de fallos en la capacidad de autorregulación como hiperactividad, labilidad emocional, conducta agresiva o dificultades sociales.

Estudios han comprobado que la experiencia de emociones positivas o la autoafirmación del self son actividades efectivas para reducir los efectos de agotamiento de la capacidad de autorregulación.

La autoafirmación hace referencia a actos que realiza la persona para apoyar su sentido de adecuación. En situaciones de amenaza al yo, se producen respuestas defensivas de carácter autoensalzante, que incluyen, entre otras, cambios de actitudes auto justificativas o sesgos atribucionales autoensalzantes. Se ha encontrado que, las autoafirmaciones suavizarían la tendencia a reaccionar con autoensalzamiento ante las amenazas y al mismo tiempo permitirían mantener una visión positiva de sí misma.

Para evitar el agotamiento y conseguir un adecuado funcionamiento de la capacidad de autorregulación, es conveniente introducir pautas de descanso, o incluso sueño y también resultan convenientes para prevenirlo realizar actividades que resulten satisfactorias o que permitan la autoafirmación.



Bibliografía

Bermúdez, J., Pérez, A. M., Ruiz, J. A., Sanjuán, P., & Rueda, B. (2011). Psicología de la personalidad. Madrid: UNED.


Psicóloga en Vecindario

MARÍA JESÚS SUÁREZ DUQUE

RESERVA ONLINE👍 

PSICÓLOGA INFANTIL, ADOLESCENTES, ADULTOS Y MAYORES

TERAPIA DE PAREJA

TERAPIA DE FAMILIA

PSICÓLOGA ONLINE Y PRESENCIAL 

 

 

Atención psicológica en problemas de: 

Atención psicológica en:

 Atención psicológica en otros trastornos:

 

Precio 60 euros

Duración 1 hora

Pedir cita: 

Consultas

 

Psicóloga María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

https://www.psicologavecindariomariajesus.com/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Psicóloga María Jesús Suárez Duque HABILIDADES SOCIALES: ¿CÓMO INICIAR, MANTENER Y CERRAR CONVERSACIONES?

¿CÓMO INICIAR, MANTENER Y CERRAR CONVERSACIONES? El medio por excelencia que utilizamos para comunicarnos con los demás, es la palabra. A través de la conversación nos relacionamos con otras personas, les transmitimos información y compartimos puntos de vista, sentimientos y experiencias. A la hora de comunicarnos de manera eficaz, existen grandes diferencias entre unas y otras personas. No nos será difícil identificar entre el grupo con el que nos relacionamos habitualmente, algunas personas con las que nos resulta agradable conversar y otras con las que, por el contrario, nos sentimos incómodos porque no nos transmiten nada. Saber conversar y comunicarnos de forma eficaz, es decir, de manera que nuestro mensaje llegue como queremos que llegue, es esencial en nuestra vida ya que: ·            Cultivamos el apoyo social, evitamos el aislamiento y hacemos amigos. ·            Facilita que podamos conseguir un empleo. ·            Ayuda a establecer relaciones de inti

LOS MOTIVOS SOCIALES SEGÚN EL MODELO DE FISKE

Para poder adaptarse a la vida en grupo, los seres humanos necesitan desarrollar una motivación que les impulsara a formar parte de un grupo y pertenecer en él incluso cuando sus intereses individuales se vieran momentáneamente perjudicados. La psicóloga social estadounidense Susan Fiske (2002, 2010) propone cinco motivos sociales universales, es decir, motivos que impulsan a las personas a vivir con otros y a funcionar de forma adecuada en las relaciones, y que serían producto de la evolución de la especie: 1)       La pertenencia . Fiske considera fundamental el motivo de pertenencia porque en torno a él se organizan los otros cuatro. Lo define como la necesidad de relaciones fuertes y estables con otros. Además de incrementar la supervivencia individual, también beneficia al grupo al aumentar la probabilidad de que los miembros cooperen y se involucren en una acción coordinada. Las personas necesitan estar implicadas en alguna relación y pertenecer a algún grupo

Psicóloga María Jesús Suárez Duque TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO: Trastornos impulsivos-compulsivos

  TRASTORNOS IMPULSIVOS-COMPULSIVOS La impulsividad y la compulsividad se proponen como endofenotipos, concretamente síntomas relacionados con circuitos cerebrales específicos y que están presentes de forma transdiagnóstica como una dimensión de la psicopatología que traspasa numerosos trastornos psiquiátricos:  Trastornos del espacio obsesivo-compulsivo Adicciones a sustancias/conductas Disruptivo/control de impulsos Sexual TOC Tricotilomanía Pellizcarse la piel Trastorno dismórfico corporal (TDC) Acaparamiento Síndrome de Tourette/trastornos de tics Trastorno de movimientos estereotipados Trastorno del espectro autista Hipocondriasis Somatización Drogadicción Juego Adicción a internet Adicción a la comida (ingesta compulsiva, obesidad) Compra compulsiva Piromanía Cleptomanía Trastorno explosivo intermitente Violencia impulsiva Trastorno de personalidad limítrofe Autolesión/conducta parasuicida Conducta antisocial Trastorno conductual Trastorno de oposición desafiante Manía TDAH Hiper